ChicamochaNews.net - Multilenguaje

jueves, 15 de junio de 2017

Tras amenaza de nuevo paro, MinAgricultura comenzó a cumplir compromisos del paro que sí existió en 2013


El acuerdo se logró entre el ministro de Agricultura y líderes campesinos, a petición del gobernador Carlos Amaya

Fue necesario que comenzaran a correr los rumores de un nuevo paro, por parte de los agricultores de los departamentos de Boyacá y Nariño, para que esta semana, cuatro años después de adquirido el compromiso por parte del Gobierno Nacional con respecto a la compensación por productos importados, los lecheros y paperos de Boyacá la empezarán a recibir.

El logro se hizo efectivo tras la presentación de un documento firmado por los gobernadores de Boyacá, Carlos Amaya; de Nariño, Camilo Romero ante el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri. También estuvieron presentes el secretario de Fomento Agropecuario de Boyacá, Jorge Iván Londoño, líderes y representantes de agremiaciones campesinas.

De acuerdo con lo pactado, el Gobierno central compensará a los tres departamentos incluidos en el acuerdo (Boyacá, Nariño y Cundinamarca) 108.000 mil millones de pesos para el sector lácteo y 73.888 millones de pesos para el gremio papicultor. De estos recursos, a Boyacá le corresponden 62.654 millones de pesos, distribuidos así: 36.720 millones de pesos para lecheros y 25.934 millones de pesos para paperos.

Además, dentro de los compromisos, parte del presupuesto destinado beneficiará a los campesinos de los dos sectores, con el mejoramiento o construcción de vivienda de Interés Social Rural. Igualmente, se dejó en claro que en la destinación total para los tres departamentos se incluyeron 1.100 millones de pesos, que corresponden a una compensación por la demora entre la firma del acta y la asignación de estos recursos.

"Muy importante para el sector, ahora sostendremos diálogo social con los líderes agrarios, las asociaciones y las organizaciones campesinas para concertar cómo se invertirán los recursos para que generen un proyecto de impacto, un gran proceso de agroindustria y una reforma estructural, que permita solucionar de manera efectiva algunos de los problemas que tienen la papa y la leche; estos no se solucionarán a corto plazo, pero si los sabemos invertir, vamos a avanzar", aseguró el gobernador Amaya.

De esta manera, el Gobierno Nacional se compromete con los productores agropecuarios a compensarlos por las importaciones de papa pre-cocida y congelada y leche en polvo que proviene de los Estados Unidos y la Unión Europea, según lo pactado en los compromisos adquiridos luego del paro agrario del 2013.

"El Gobierno asume las importaciones de estos productos como si se hubieran producido domésticamente, pagándoles a los sectores papicultor y lechero el precio de cada tonelada importada", indica el Acta de Compromiso de Compensaciones.

Estos recursos serán girados al departamento en dos vigencias, teniendo como referencia el porcentaje de participación en la producción nacional y serán administrados directamente por cada asociación de productores.

Finalmente, el mandatario de los boyacenses resaltó la lucha que día a día ejercieron los líderes de los sectores: "Muy importante el trabajo que se ha hecho en equipo; reconocemos a los miles de campesinos y cuídanos que salieron a las calles a marchar en los cacerolazos y al respaldo del país", aclarando que esto no significa que Boyacá pueda resistir un paro, pero a raíz de este se "lograron acuerdos que se habían incumplido y este gobierno arrancó la tarea con los líderes para que hoy el gobierno pudiera concretarlos".